Cuenta regresiva

Llegó el frío, los días cortos y la falta de sol, que hasta a mí me deprime. Hoy la temperatura máxima fue -1 y en la noche llegará a -12, el sol salió a las 7:42 y se puso a las 4:42. Termina el semestre y con ello aumenta el trabajo y los deadlines. Todo ello además de trámites burocráticos, formas que llenar, reportes e informes que preparar. Necesito optimizar el tiempo, pero sin dejar de hacer otras cosas como bloggear, cocinar y usar la caminadora.

Empieza la cuenta regresiva. Falta menos de tres semanas para que se termine el 2008 y lo mejor, ¡exactamente un mes para viajar a Nueva York en donde conoceré y entrenaré con mi nuevo perro guía! No sé nada sobre él o ella más allá de que es un buen match para mí, así que seguro es un perro de ciudad. Los perros guía son seleccionados casi a la medida del usuario. Hay que tomar en cuenta desde características físicas como fuerza y tamaño o la velocidad para caminar tanto del perro como de la persona ciega, hasta el ambiente en que trabajará el perro la mayor parte del tiempo: ciudad, suburbios o zona rural. Los perros urbanos son más tolerantes a ruidos fuertes y no tienen problemas para viajar en el metro o camiones, por ejemplo.

Sobra decir que muero de ganas de saber algo concreto sobre mi perro antes de enero. Pero por mucho que piense o especule no conoceré ni su nombre ni su género, ni sabré su raza o color antes del día que nos veamos por primera vez. Aunque la espera me ha parecido eterna, la noticia no pudo llegar en mejor momento, pues si bien creo que sí he mejorado utilizando el bastón, ahora que ya hay un poco de nieve y mucho hielo en la calle no me atrevo a salir sola. No tanto por miedo a resbalarme en el hielo, sino porque si todo está congelado es mucho más difícil distinguir señales como pequeños desniveles en el suelo o la diferencia entre distintas superficies sólo con el bastón.

Esta será la primera vez que me tocará entrenar con un perro nuevo en pleno invierno y estoy segura de que puede ser un reto en muchos sentidos. Aunque no me encanta la idea de pasar mucho tiempo a la intemperie con temperaturas congelantes, sí será positivo que tengamos que enfrentarnos a la nieve y el hielo desde el principio. Si superamos eso, creo que lo demás será mucho más fácil. Regresando de Long Island vendrá el instructor para terminar de entrenar en Toronto, en nuestros caminos y en nuestro metro. Así que aunque nunca pensé que diría esto, espero que sí haya mucha nieve (aunque no tanta como el año pasado)… mientras tengamos a alguien que nos supervise.

En ese sentido, el 2009 pinta bien para mí. Seguiré contando los días… ¿hasta el 12 de enero!

Anuncios

3 Respuestas a “Cuenta regresiva

  1. Hola feliz añoooooooooo y suerte con tu viaje a new york, tengo una amiga ahí por si tienes algún problema o algo ella te puede echar un cable.
    Feliz añooooooooooooo y un abrazo gordo
    alinita

  2. Cuenta regresiva?
    Regresando ya?
    Bienvenida!!

  3. Esa Esperanza contenida en tu cuenta regresivaes una de las cosas mas bonitas que he leido y que podemos tener los seres humanos. Nos hace diferentes y especialmente demuestra una sensibilidad unica en aquellos que podemas vivir con la esperanza de que el futuro dwepara cosas mucho mejores. Que nunca falte en tu espiritu ese regalo tan especial que has recibido de nuestro Divino Creador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s